Reunión de Almas

“Antes había magia” me decían el otro día. Esta asociación aún no existía cuando empezaron las primeras reuniones de Almas. Todo nació de las ganas de saber más, de aprender más y supongo, que de crecer más. Y quedábamos donde se podía, con ilusión, con ganas y, cómo no, había magia. Aún recuerdo casi con nostalgia pero con agradecimiento los deseos que fueron cumpliéndose después enviar tanta luz a aquella REIKIBoX de la primera reunión.  Muchos decían: “Cuidado con lo que pides, que puede hacerse realidad”.  Recuerdo muchas sonrisas, muchos abrazos, mucha profundidad y llenura interior… ¿sería la magia? Recuerdo ángeles… y no sólo por la información que sobre ellos  nos daba Rosa, sino porque al final, uno entiende que cuando alguien quiere ser mejor persona es un poco ángel… y que quien saca lo más bonito de ti es un ángel entero… y eso jamás se olvida. Que todos somos maestros de todos y nos haríamos menos daño si entendiéramos que “Yo soy tú” y que el conjunto de luz que hacemos en el mundo se resume en el utópico pero no imposible “todos somos uno”.  Que existe dentro de cada uno la luz más poderosa e inmensa del universo, pero que depende de cada uno dejarla brillar. Que a veces, para cambiar el mundo sólo hace falta ser consciente que un gesto de amor tiene mucha más fuerza que cien mil hombres armados y que esa fuerza también crece con la confianza. Que no somos perfectos, pero amar las imperfecciones puede hacernos más grandes e incluso más generosos.

Que antes había magia, doy fe, pero mientras siga habiendo amor, seguirá viva la magia.

Bajo donativo que se destinará a los proyectos sociales de la asociación.

La imparte: Celia.

Sin cita previa, hasta completar aforo.